El vino Enate, un vino para cada queso

Marta 30 abril, 2015 0

1

El vino y el queso, la combinación perfecta para cualquier evento, cena, fiesta, etc. cada vino marida con un queso, cada vino tiene sus particularidades, pero hay una denominación de origen que cada vez es más reconocida, que cada vez está más presente, y es el la denominación de origen somontano.

En esta región, se producen una gran variedad de uvas debido a las buenas condiciones climatológicas que posee. Pero, entre todos estos vinos y entre todas las bodegas, destaca una especialmente, la bodega Enate, creadora de los vinos más representativos de la D.O. Somontano, elaborados de forma artesanal y mimados hasta el último momento.

Con un sabor muy especial, afrutado y con personalidad, el vino Enate puede ser tinto, blanco o rosado. Y como para gustos están los colores, también están los sabores, por eso cada uno es único y resaltan lo mejor del vino Somontano.

En cuanto a maridaje, el vino Enate según el tipo de caldo que sea  marida con un queso diferente, aquí te los comentamos:

El vino Enate Crianza, un excelente vino mezcla de las uvas Tempranillo y Cabernet Sauvignon, permanece 9 meses en barrica y 18 en botella, para que cuando llegue a ti esté en su punto más óptimo. Este vino, afrutado, ahumado y tostado, es el acompañante perfecto de quesos curados.

El vino Enate Reserva, 100% Sauvignon, permanece 12 meses en barrica de roble francés y un año en botella. Su sabor es complejo, a frutos rojos, sabores balsámicos y un toque especiado. También es perfecto para acompañar a quesos curados.

El vino Enate Gewürtzraminer recibe este nombre porque está elaborado al 100% con uvas Gewürtzraminer, las cuales le dan un sabor exquisito, siendo uno de los mejores vinos blanco del Somontano. Una textura sedosa, con sabor perfumado a rosas y especias que marida a la perfección con quesos fuertes y con carácter.

El vino Enate Chardonnay, elaborado de forma artesanal permanece 6 meses en barrica de roble y otros 6 meses en botella. Sus uvas, 100% Chardonnay, le dan un sabor tostado y con cierto toque tropical, con un final largo y equilibrado. Es perfecto para acompañar quesos con personalidad y carácter.