Cenas exclusivas en casa con aperitivos y catas de vinos

Sergio 30 septiembre, 2011 2

 

Un grave error es menospreciar las tapas y los canapés. Las mejores noches pueden disfrutarse alrededor de una mesa de amigos, aperitivos ricos y vinos de calidad.

Si queremos preparar una cena especial podemos realizar o contratar unos canapés gourmet. Esta decisión no se toma por pereza de cocinar, ya que la variedad es tan amplia que podemos ir desde lo tradicional, a la cocina internacional o creativa. Lo fundamental es que gracias a ellos podemos probar de todo un poco sin hartarnos enseguida.

El montaje de canapés y tapas puede ser complejo. Hay que elegir los ingredientes y combinar sabores y, después, diseñar la tostada, canapé o incluso pequeñas quiches. La forma es fundamental, ya que la presentación también seducirá a nuestros invitados y demostrará el nivel de atención y de aprecio que les ofrecemos.

Incluso las tapas típicas presentadas de manera fina o divertida se convierten en pinchos geniales y sin tener que recurrir a comidas caras o de lujo. Nada de caviar o trufas, el queso de cabra, los tomates, berenjenas, la cebolla caramelizada o el paté con mermelada están de moda en está clase de cenas.


Si aun quieres que esta cena informal pero con clase te deje en mejor lugar hay que elegir bien el vino, no sólo su cosecha es importante, lo mejor es escoger varios y que combinen en boca con los aperitivos.

Si queremos poner el acento en los caldos, basta con una selección de embutidos ibéricos y quesos para elevar el nivel de la cena y vestir perfectos con una cata de vinos. Este servicio a domicilio es uno de los más de moda, permite sumergirse en una cultura y aprender a disfrutar de esta bebida única, con las diferentes fases visual, olfativa y gustativa, distinguir aromas, notas y colores. Los expertos que la imparten no sólo enseñan la historia y curiosidades de la enología, sino que llevan a cabo una experiencia interactiva y placentera de lo que antes simplemente era beber.

Si quieres lucirte hazte con una bodega propia o contrata un servicio de camareros, Todos tus amigos querrán tenerte siempre como anfitrión/a de las veladas nocturnas.